Ser diferentes, en un mundo donde se espera que seamos todes iguales

La psicóloga y amiga Penélope Peralta, fundadora y presidenta de Centro Espacio Seguro, nos colabora con una lúcida reflexión sobre el ser diferente, en un mundo que nos quiere a todes iguales.

Estamos viviendo tiempos difíciles, lo sabemos; a todes nos ha tocado y afectado de maneras tan diversas, como diversas son nuestras realidades. Detengámonos ahora a pensar en aquellas personas que, antes de esta pandemia y la consecuente cuarentena, ya estaban viviendo situaciones de exclusión, violencia, invisibilización y/o cualquier tipo de rechazo al interior de sus hogares; sin duda el confinamiento puede llegar a exacerbar todas esas dolorosas experiencias.

Diversidad no aceptada

Los seres humanos somos infinitamente diversos, en tantas maneras que no podría enumerar; sin embargo, pareciera que existen ciertas diversidades que no son igualmente aceptadas o valoradas por la sociedad (y por las propias familias). Muchas veces por miedo, por desconocimiento o por enseñanzas arraigadas desde la cultura en la que crecimos. Hoy quiero hablar de esas diversidades, de las personas sexualmente diversas o disidentes; las personas que se identifican, o no, como parte de la comunidad LGBTI+ (lesbianas, gais, bisexuales, trans, intersex y más).

¿Cuántes niñes, adolescentes o personas adultas están en estos momentos teniendo que pasar todo y todos los días encerradas con una familia que no les acepta? ¿Cuántas estarán sufriendo violencias, de todo tipo, por parte de las personas con las que conviven? O incluso, ¿Cuántas de ellas no se han atrevido a hablar con sus familias, por miedo, por no saber cómo reaccionarán o por tantas otras razones?. Podemos pensar también ¿Cuántas familias estarán queriendo hacerlo bien y mostrar su apoyo; pero no teniendo muy claro aún cómo deberían actuar o reaccionar?

Puede que conozcas a alguien que esté pasando por esto, puede que seas parte de esas familias que quiere hacer las cosas bien o puede que tú seas esa persona que está enfrentando todo esto…

¿Qué podemos hacer?

Si conoces a alguien
Si conoces a alguien (amigue, familiar, pareja, vínculo, vecine u otre) que está pasando por estas situaciones, no le dejes sole. Escríbele, llámale y recuérdale que estás ahí; hazle saber que no está sole y que puede llamarte cuando lo necesite. Si la persona es menor y te das cuenta que está sufriendo violencia, busca ayuda, contacta a posibles redes (adultas) y explícales la situación.

Si eres familiar
Si eres parte de una familia que no sabe todavía muy bien cómo actuar o reaccionar, lo más importante es que le demuestres tu amor y apoyo incondicional. No le cuestiones; no intentes que cambie «de idea», esto no es una idea, ni un capricho; pregúntale qué necesita de ustedes como familia; abrázale y recuérdale que le amas y que nada cambiará eso. Puedes también transparentar tu propio proceso, explicarle que todavía hay cosas que estás tratando de entender o de asimilar; pero que eso no quita el amor y tu deseo absoluto de apoyarle.

Si eres tú
Si eres tú quien está viviendo el rechazo o violencia al interior de tu casa, busca apoyo o redes fuera, recuerda que hay muchas personas que te aman y valoran la maravillosa persona que eres. Intenta buscar actividades que te distraigan y generen placer, haz videollamadas con la gente que quieres y conversa sobre cómo te estás sintiendo. Si sientes que la situación en tu casa es intolerable, evalúa las posibilidades de hablar con alguna/s persona/s en tu familia extensa u otras redes de confianza que puedas encontrar al exterior de tu hogar; no es la situación óptima, pero quizás necesiten elaborar otro plan de contingencia.

Estaremos lejos, pero no distantes

Recuerda que no hay nada de malo con quién tú eres!

Penélope Peralta Furet
Psicóloga clínica especialista en disidencias sexuales y género
Fundadora y Presidenta del Centro Espacio Seguro
Autora del libro Verde verde

@penny_p_f

Sigamos trabajando juntos por tu bienestar. Estaremos lejos, pero no distantes.

Editado por José Manosalva

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba