Comunicación asertiva en tiempos de cuarentena

Durante esta pandemia hemos tenido que adaptarnos a diversos escenarios nuevos y desafiantes. Uno de ellos es la cuarentena, que nos ha hecho pasar probablemente más del tiempo habitual con quienes convivimos. En la situación de crisis en que estamos, fácilmente pueden generarse situaciones estresantes que afecten la dinámica dentro de nuestro hogar, ya sea con la familia, pareja o amigues. La comunicación asertiva es ahora más que nunca la clave para mantener la armonía y una sana convivencia.

¿Qué es la comunicación asertiva?

Un estilo comunicativo asertivo se define como aquel en donde una persona es capaz de manifestar sus necesidades y derechos, a la vez que es sensible y consciente de las necesidades y derechos de las demás personas con que interactúa. En otras palabras, es cuando logras expresar a otra persona tu opinión respecto a algo, sin perjuicio de la opinión que tenga la otra persona. La base para una comunicación asertiva es cultivar una actitud abierta hacia uno misme y hacia los demás, mantener la calma y respetar otras opiniones, aunque no las compartas.

¿Cómo puedo tener una comunicación asertiva?

Lo primero es tener claro que la realidad es subjetiva. La única forma en que podemos percibir la realidad, es a través de los lentes de nuestra propia subjetividad, esto incluye nuestra propia historia, principios, costumbres, valores, gustos, opiniones, etc. Esto significa que cuando estés muy segure de que «las cosas son así», debes entender que en realidad «las cosas son así para ti«, por lo que lo más probable es que «las cosas» sean muy distintas para la otra persona. Entonces, ¿quien tiene la razón? todes y nadie a la vez. Por esta razón es tan importante el diálogo abierto y respetuoso, ya que al no existir UNA realidad, deberán acordar cual será la realidad para ustedes en particular, en este momento puntual. Es decir, tú y cada persona con la que convives deberán comprender que en vez de pensar: «las cosas son así», tendrán que dialogar y acordar en conjunto cómo serán «las cosas» para ustedes en este momento en particular.

Algunos tips

Como todo en cuanto a relaciones humanas, no hay recetas que valgan. A continuación te daremos algunos tips y con más de alguno pensarás: «yaaaaa seguro yo voy a poder tener una conversación así con X persona….», y es muy válido ese pensamiento. Por eso, la invitación es a tomar los siguientes tips y ejemplos, sabiendo que son ideales y fantasiosos (porque claro, son inventados) y los «aterrices» a tu realidad. Tómalo como lo que son, ideas que deberás procesarlas y llevarlas creativamente a tu realidad en particular.

Cuando te afecte el comportamiento de otra persona, menciona y habla del comportamiento en específico y de manera descriptiva. No ataques a la persona de forma juiciosa y despectiva. 

  • Ejemplo NO asertivo: «Eres tan flojo, nunca haces nada!»
  • Ejemplo Asertivo: «Recuerdo que acordamos que hoy tú lavarías la loza, y veo que aún no las has lavado. Me preocupa que se acumule mucha loza sucia, así que me gustaría saber en qué momento tienes contemplado lavarla»

Además de hablar de aquello que te afecta, también menciona qué es lo que deseas o necesitas, así en vez de centrarse en el problema, pasarán a hablar de las posibles soluciones.

  • Ejemplo NO asertivo: «Otra vez tienes toda la mesa ocupada con tus cosas!»
  • Ejemplo Asertivo: «Te recuerdo que necesito la mesa para trabajar, ¿qué podemos hacer para no tener esta conversación nuevamente?»

Siempre prefiere describir en vez de juzgar, por ejemplo al referirte a las consecuencias de un comportamiento.

  • Ejemplo NO asertivo: «Por tu culpa no puedo estudiar, eres una inconsciente!»
  • Ejemplo Asertivo: «No logro concentrarme cuando tengo que estudiar y el volumen de la tele está así de alto. Necesitamos encontrar una solución»

Cuando quieras expresar una molestia o cualquier otro sentimiento, habla en primera persona (yo, mi, me, soy, estoy, etc.). Así quedará claro que hablas de ti y podrán concentrarse en cómo te sientes y cómo te afecta alguna situación. Si hablas en segunda persona (tú, ti, te, eres, estás, etc.), el otre puede sentir que es un ataque y ponerse a la defensiva. Esto sólo mantendrá el conflicto y no dará lugar a la empatía.

  • Ejemplo NO asertivo: «Eres tan pesado, a ti no te importa como me siento»
  • Ejemplo Asertivo: «Me siento triste, necesito que me escuches «

Que tus necesidades sean importantes no implica que pases por encima de las necesidades de aquellas personas que están a tu alrededor. 

  • Ejemplo NO asertivo: «Es que yo necesito ocupar la televisión para jugar en la Play. Mala suerte si tu quieres ver la serie»
  • Ejemplo Asertivo: «Yo necesito la tele para jugar, y tu para ver la serie. Veamos si alguno de los dos puede o quiere hacer otra cosa por ahora, y ya para la próxima definamos horarios y así ambos sabremos cuándo y por cuánto tiempo podremos usar la tele.»

Incluye a la otra persona en la búsqueda de soluciones, ya que el acuerdo debe ser mutuo. No trates de buscar soluciones tú sole, incluso si ya pensaste en una solución, no la impongas. Propón tu idea y discutanla en conjunto. Así la otra persona se sentirá parte del acuerdo y estará más motivade a respetarlo.

  • Ejemplo NO asertivo: «Aquí todos lo monos bailan, así tu te encargas de hacer el aseo de la pieza y baño; y yo de la cocina y living»
  • Ejemplo Asertivo: «Me parece que es necesario repartirnos las tareas de aseo del departamento, así las dos estaremos más cómodas. Dividí el departamento por sectores, hay unos más fáciles y otros más difíciles. Estás de acuerdo con la división?. Estaba pensando que cada une podría elegir un sector fácil, más uno difícil. Qué piensas tú?»

Complementario al punto anterior, busca hacerte parte de la solución, no dejes todo en las manos de la otra persona

  • Ejemplo NO asertivo: «Otra vez andas toda estresada y de mal humor. Cambia la cara!»
  • Ejemplo Asertivo: «Veo que hoy también la estás pasando mal. Dime qué puedo hacer para ayudarte.»

Si la otra persona está sintiendo algo distinto a lo que tu estás sintiendo, no la juzgues o critiques. Respeta su sentimiento y no te centres en comprender por qué siente lo que siente, ya habrá tiempo para eso. Primero acoge su sentir y hazle sentir segure y cómode.

  • Ejemplo NO asertivo: «Pero, ¿por qué te pones a llorar por eso?, no es para tanto… tira para arriba!»
  • Ejemplo Asertivo: (no fuerces las palabras, a veces un gesto y la compañía en respetuoso silencio es más que suficiente). «Humm…..me doy cuenta de cuánto te afecta….tómate tu tiempo y cuenta conmigo si quieres hablar de eso…..»

Recomendaciones

  • Ten presente que la comunicación asertiva se cultiva, no se genera de la noche a la mañana. Así que no te abrumes si parece difícil al principio y parte por lo que te haga sentir mayor comodidad. Mientras antes empieces a practicar, mejor. Pero procura partir de a poco.
  • Será mucho más fácil la comunicación asertiva mañana, si hoy dedican un tiempo a «rayar la cancha», es decir, definir junto a la otra persona las reglas y normas que acordarán. Así cada cual sabrá qué, cómo y cuándo debe hacer, según el compromiso que hayan acordado.
  • Si la otra persona no está respetando el acuerdo, o hace algo que te moleste, no lo dejes pasar y comunícalo asertivamente. Si lo dejas pasar, solo estarás acumulando tensión y la otra persona no adivinará tus pensamientos. Tampoco es necesario que lo abordes «en caliente». Tómate un momento, ordena tus ideas y sentimientos, y luego abre el diálogo.
  • Cuando una situación te altere, evita dejarte llevar por la reacción y responder «en caliente», porque dirás y harás cosas de manera impulsiva y eso no resolverá el conflicto, solo lo empeorará. Tómate un «tiempo fuera» para ver la situación en perspectiva y decidir con mayor claridad.
  • Cuando no somos capaces de expresar lo que necesitamos nos convertimos en sujetos pasivos y dejamos que el resto decida sobre nuestras necesidades. Esto genera una acumulación de malestar y estrés, como una olla a presión que tarde o temprano revienta.
  • Muchas veces cometemos el error de pensar que expresar lo que sentimos o queremos es actuar de forma egoísta, pero la verdad es que todes tenemos la responsabilidad de expresar y comunicar lo que sentimos o pensamos, pero siempre de una manera adecuada que invite al diálogo.

Estaremos lejos, pero no distantes

Por estos días estamos viviendo tiempos difíciles y necesitamos estar unides. Pero no basta con la buena voluntad, debemos dedicar tiempo a cultivar buenas relaciones de forma activa.

Felipe Zamorano

Psicólogo Clínico, Universidad San Sebastián
Diplomado en Psicología Clínica, Universidad San Sebastián
Psicólogo Clínico en Centro Árbol

Linkedin

Sigamos trabajando juntos por tu bienestar. Estaremos lejos, pero no distantes.

Editado por José Manosalva

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba